This website or the third-party tools employed by it use proprietary and analytical technical cookies which improve the navigation and the functioning of the site. The site also uses profiling cookies to offer you personalized navigation based on your interests. To learn more, consult the Cookie Policy in the dedicated section of the site. By clicking Accept, you consent to the use of cookies.

“Lo que Altamira propuso en ese momento y elegimos en vez de otros sistemas era la posibilidad de dar visibilidad a todos nuestros compañeros de los procesos de RRHH y la posibilidad de autogestionarse en los pequeños detalles y en las cosas más importantes.”

Domenico Ronga
Domenico Ronga

Dirección de Desarrollo de Recursos Humanos

La Empresa

Zenit es una empresa con más de sesenta años de historia en la creación de tecnologías para el tratamiento de aguas. Su negocio principal se basa en el diseño, producción y distribución de electrobombas sumergibles de uso doméstico, civil e industrial.

Su sede principal está en San Cesario (Módena, Italia), donde tiene un personal de unos 130 efectivos y se realizan numerosas actividades empresariales; el grupo está presente asimismo en Luxemburgo, China y Singapur y cuenta con una fuerte presencia internacional.


El Reto

Zenit siempre ha considerado los Recursos Humanos como la base de su proyecto, consiguiendo de este modo, entre otras cosas, salir de la crisis global de 2008 sin despidos y sin recurrir a expedientes de regulación de empleo. El enfoque laboral es, en primer lugar, humano, con una escucha constante de las necesidades específicas de los empleados, tanto si son de tipo familiar, como financiero, médico, etc., y con esfuerzos constantes para cubrir, en la medida de lo posible, las lagunas del estado de bienestar público.

Domenico Ronga es el encargado del departamento de Recursos Humanos: “Trabajo en Zenit desde hace unos veinte años durante los que me he ocupado de muchas cosas, aprovechando en todo momento el Máster que tengo en Gestión y desarrollo del personal. Pasé del área específica de producción a la comercial, donde en un primer momento ocupé el puesto de Dirección de Recursos Humanos y Asistente de Dirección Comercial y desde 2003 hasta ahora el de Dirección de Desarrollo de Recursos Humanos y Asistente de Dirección. Al ser procurador, cuento con los clásicos poderes notariales, que me permiten trabajar en este ámbito como manager de RRHH.”

A finales de 2014, la idea de la empresa que compartían los miembros de dirección era ampliar ese enfoque de relación con los compañeros a un mundo “open desking”.

El objetivo no es solo conseguir que los procesos de RRHH sean más eficaces, sino también implicar a gerentes y empleados y garantizar una mayor transparencia y seguimiento de las actividades.


La Solución

La solución que encontró Zenit consistía en poner en marcha la plataforma Altamira para la gestión de datos y documentos del personal, para la organización del plan de vacaciones y para la evaluación del rendimiento.

Este cambio supuso un gran trabajo de formación, que la empresa realizó con buena actitud y determinación.Este cambio supuso un gran trabajo de formación, que la empresa realizó con buena actitud y determinación.

Se empezó por las bases, formando a los empleados en el uso correcto del navegador y del e-mail, ya que el acceso online a información relativa a la nómina supone el tratamiento de datos personales.

La introducción de un sistema autogestionado permitió que aumentase el nivel de autonomía y autodeterminación de todos los recursos.

Los colaboradores, por ejemplo, estaban acostumbrados hasta ese momento a escribir las solicitudes de ausencia en papel con una plantilla impresa y a no poder visualizar el proceso de aprobación, excepto lo que encontraban al mes siguiente en la nómina.

En la actualidad, no solo pueden realizar sus solicitudes online en cualquier momento —también desde casa—, sino que además reciben una notificación en tiempo real sobre la aprobación o denegación de la solicitud. Además, pueden visualizar las vacaciones y los permisos de los compañeros, algo que mejora la organización de los equipos.

El cambio no solo ha implicado a los empleados, sino también a los manager, que deben ser rápidos y eficientes en las aprobaciones, para evitar por ejemplo que una solicitud de permiso repentina se autorice cuando el empleado ya haya salido de la oficina.

Por último, la administración del personal cuenta con todas las herramientas y los informes para supervisar el índice de absentismo en la empresa y valorar las operaciones de los dirigentes.

La disponibilidad del equipo técnico y de asistencia de Altamira se mostró como algo fundamental para el éxito del proyecto. “Me sentí muy bien con todo el personal. Nunca tuve ningún problema ni sentí que no se me escuchase o que no se me considerase, ni tampoco que no se escuchase lo que proponíamos. Siempre tuve la impresión de que nuestro intercambio de ideas iba a conducir a una mejora continua”.


El próximo reto: entrar en el mundo de la matriz de las competencias

Para Domenico Ronga y Zenit, el próximo paso consiste en la puesta en marcha de procesos de evaluación y autoevaluación de los empleados, que constituirán todo un recorrido de crecimiento y de carrera y otro paso adelante en la relación con los colaboradores.

Una vez más, el empleado será el protagonista: “Gracias al nuevo sistema, el colaborador sabe cómo se abre un proceso de evaluación (tras una solicitud suya o del manager), sabe cuáles son los parámetros de evaluación incluidos por su responsable, cuáles son las competencias que requiere el puesto que ocupa y en cuáles tiene algún punto débil; sabe que si él, su jefe o recursos humanos lo proponen, se puede realizar una actividad formativa para rellenar esas lagunas, sabe qué curso realizará y sabe que al final habrá un feedback para certificar su crecimiento”.

Respecto a los métodos tradicionales, que plantean una “charla” privada una vez cada seis meses o cada año, que difícilmente se combina con premios o ascensos, el uso de Altamira Performance aumenta el nivel de transparencia y sensibilización del personal. Y hace posible un proceso de mejora de tipo meritocrático de recursos humanos.

La posibilidad de personalizar a fondo la plataforma de evaluación se ha demostrado como algo crucial para la redacción de la plantilla de competencias de una fuerza de trabajo tan variada (la gestión del rendimiento se aplica a todos, de obreros a middle management).

“La puesta en marcha de este proyecto supondrá una nueva época para Zenit”.

Otros casos

¡Descubre como otras empresas han digitalizado sus procesos RRHH con Altamira!