This website or the third-party tools employed by it use proprietary and analytical technical cookies which improve the navigation and the functioning of the site. The site also uses profiling cookies to offer you personalized navigation based on your interests. To learn more, consult the Cookie Policy in the dedicated section of the site. By clicking Accept, you consent to the use of cookies.

Reclutamiento en start ups: 15 consejos para crear un equipo

¿Has tenido la idea del siglo, has creado un plan de negocio impecable, has seducido a varios inversores con tu labia, pero no has pensado en una estrategia de reclutamiento? ¡Es posible que tu start up no llegue muy lejos!

Y es que para una start up, aún más que para cualquier gran empresa o multinacional, poder contar con un equipo de trabajo con las competencias y la cercanía adecuadas es esencial y puede marcar la diferencia en el éxito o no de la iniciativa empresarial.

Os presentamos 15 consejos útiles para cualquier start up que quiera hacerse con los mejores perfiles.

  • Adopta una estrategia de reclutamiento. El tiempo y los recursos son un bien escaso en una start up. Por esta razón, es necesario distribuir adecuadamente las tareas y planificar minuciosamente las estrategias. Deberás decidir si, con el tiempo del que dispones, prefieres externalizar tus procesos de reclutamiento, contratar a una persona a tiempo completo (solo si tienes previsto contratar a un gran número de empleados cada año) o que varios empleados internos se encarguen de ello a tiempo parcial. Sea cual sea tu estrategia, tendrás que participar siempre en el proceso de búsqueda y selección.
  • Desarrolla el employer branding: aunque tu empresa solo tenga unos meses de vida, debe ser capaz de comunicar su misión y sus valores a los posibles candidatos. Para descubrir más información al respecto puedes leer nuestra pequeña guía sobre employer branding.
  • Destaca tus puntos fuertes: La mayoría de las personas tienden a preferir un trabajo en una gran empresa porque se considera más estable y de mayor valor para su currículum. Por muy cuestionable que sea, ya que todas las grandes empresas pasan inevitablemente por períodos de reestructuración en los que se llevan a cabo enormes recortes de personal, es una idea difícil de erradicar. Por eso tienes que intentar resaltar todas las ventajas de trabajar en una start up: contacto directo con la dirección, más libertad de acción, menos burocracia y niveles de aprobación, menos estancamiento y reuniones innecesarias, etc.
  • No dejes nunca de buscar: Nunca dejes de buscar nuevas figuras, nunca sabes cuándo las vas a necesitar. Cultiva tu base de datos de candidatos con la misma constancia con la que cuidas de tu jardín: ¡solo necesita unos minutos al día!
  • Deja que la tecnología te ayude: La mayoría de las start ups son empresas de alta tecnología. ¡No pretenderás realizar los procesos de selección con una hoja de cálculo de Excel! Con un ATS (quizás en la nube, para que no haya costes de licencia y pagues solo en función de tus necesidades, en principio no muy elevadas) podrás ahorrar muchas horas introduciendo datos y acelerarás y perfeccionarás todas las etapas del proceso de reclutamiento.
  • Skype&co: No pongas límites geográficos a tus búsquedas. Utiliza las nuevas tecnologías para realizar entrevistas y encontrar colaboradores incluso a distancia. ¡El talento que buscas podría estar en la otra punta del mundo!
  • Concéntrate en las soft skills: Al reclutar para una start up, las competencias transversales (soft skills) desempeñan un papel aún más importante. La capacidad de trabajar en equipo, aprender rápidamente, resolver problemas o adaptarse a nuevas tareas son esenciales en un entorno normalmente dinámico y que plantea numerosos retos.
  • Aprecia la creatividad: Cuando recibas un CV, no te limites a ver su contenido, aprecia también las muestras de originalidad y de cuidado del diseño gráfico y estilístico. ¡Fíjate en este ejemplo con mucha imaginación!
  • Talento > experiencia: Un start up siempre busca nuevas formas de gestionar viejos problemas. Por esta razón, el talento, la imaginación y la intuición deben tenerse en cuenta tanto como, si no más, que la experiencia.
  • Small is the new black: Escanea los CV en busca de palabras clave como “start up”, “empresa pequeña” o “PYME”. Una experiencia de trabajo en una pequeña empresa demuestra que el candidato no solo está interesado en los grandes nombres.
  • Infórmate sobre sus proyectos personales: Un candidato que cuenta con proyectos personales, más o menos relacionados con el negocio de la empresa, demuestra capacidad emprendedora, iniciativa y autonomía. Tal vez en dos años te deje para empezar su propio proyecto, pero mientras tanto habrá sido un gran colaborador.
  • Comprueba su presencia en redes sociales: Muchas start ups actúan en los ámbitos de Internet y las nuevas tecnologías. Un candidato con perfiles estructurados en varias redes sociales demuestra que está familiarizado con la red.
  • Trabajo en el extranjero: La experiencia laboral en el extranjero puede aportar un gran valor añadido a un CV, ya que es sinónimo de iniciativa, apertura, conocimiento de idiomas, etc.
  • Multitasking, flexibilidad: Las tareas realizadas por un empleado de una start up rara vez están hiperespecializadas, sino que tienden más bien a ampliarse y a variar continuamente. Por eso, una persona flexible y capaz de hacer muchas cosas a la vez merece un punto más de confianza.
  • Fidelidad: Una experiencia de por lo menos 2-3 años en la misma empresa demuestra la capacidad de compromiso y de creer en un proyecto con constancia.


Copyright: ©darkovujic/Fotolia

Artículos relacionados