This website or the third-party tools employed by it use proprietary and analytical technical cookies which improve the navigation and the functioning of the site. The site also uses profiling cookies to offer you personalized navigation based on your interests. To learn more, consult the Cookie Policy in the dedicated section of the site. By clicking Accept, you consent to the use of cookies.

Formación empresarial. Impacto en crecimiento, compromiso, retención

formazione aziendale

Un reciente estudio realizado por Udemy ha investigado sobre la relación entre la formación y el desarrollo y algunos indicadores empresariales importantes.

El estudio, que se puede descargar desde esta página en su versión completa, incluye una amplia muestra de responsables de RRHH y responsables de Formación y Desarrollo.

Estas son las principales ideas que se pueden extraer del estudio.


Formación y compromiso

Entre otras cosas, se pidió a los encuestados que evaluaran el nivel de compromiso del personal de su empresa.

De esta manera se comprobó que unos altos niveles de compromiso corresponden a una inversión significativa en formación y desarrollo.

De hecho, hasta un 52 % de las empresas con altos niveles de compromiso ofrecen de 31 a 50 horas de formación a los empleados, en comparación con el 20 % de las empresas con un bajo nivel de compromiso.

También se ha observado que, por encima de las 50 horas al año, el efecto de la formación en la creación de compromiso va disminuyendo.

La misma correlación positiva se ha encontrado en las empresas que, de media, gastan más en formación y en las que han aumentado significativamente el presupuesto para la misma en comparación con el año anterior.


Formación y crecimiento empresarial

Otra relación interesante que surge de la investigación es la que existe entre la formación y el índice de crecimiento de la empresa.

Según este estudio, el 55 % de las empresas con un alto índice de crecimiento (que aumentaron sus ingresos en un 50-100 % con respecto al año anterior) proporcionaron de 30 a 50 horas de formación por empleado, mientras que casi el 20 % de ellas superaron las 50 horas.

Por el contrario, el 61 % de las empresas con un bajo índice de crecimiento (un aumento de los ingresos inferior al 10 % respecto al año anterior) proporcionaron una media de 0 a 30 horas de formación por empleado.

Del mismo modo, el 59 % de las empresas con un índice de crecimiento elevado son las que gastan más que la media en formación y desarrollo por empleado, frente al 18 % de las empresas con un índice de crecimiento bajo.

En definitiva, la formación es un excelente motor para el crecimiento del negocio.


Formación y retención del personal

Sorprendentemente, esta investigación no ha identificado ninguna relación aparente entre el número de horas de formación y el índice de retención de empleados.

El equipo de Udemy ha indicado dos posibles razones que podrían haber conducido a este resultado:

  • Más que la formación, las oportunidades de crecimiento en la empresa influyen en el índice de retención del personal. Incluso un buen plan de formación no podrá mantener a un empleado en la empresa durante mucho tiempo si no tiene un puesto, vertical u horizontal, hacia el que dirigir su trayectoria profesional.
  • La muestra de esta investigación está compuesta principalmente por pequeñas y medianas empresas, que se ven especialmente afectadas por el problema que se acaba de mencionar.

Hay muchos otros estudios que vinculan la inversión en formación con una mejora del índice de retención del personal. A modo de ejemplo, nos gustaría señalar los datos propuestos por Culture Amp.


Formación y e-learning

Udemy también incluyó algunas preguntas en la encuesta sobre el uso de la formación online.

Los resultados nos dicen que la mayoría de las empresas (58 %) ofrecen formación combinada (en parte presencial, en parte online), el 28 % solo online y el 15 % solo offline.

La preferencia por modos combinados de formación no debería resultar sorprendente.

Si bien es cierto que, por un lado, la formación online goza de varias ventajas que la hacen más eficiente (se puede realizar cuándo y dónde se quiera y con un menor coste), no debemos olvidar que en los próximos años una plantilla cada vez más envejecida y la presencia de muchas generaciones de trabajadores en la misma empresa impulsará el uso de varios métodos de formación diferentes y personalizados.


El ROI de la formación empresarial

Calcular el ROI de la formación empresarial, si se utilizan herramientas inadecuadas, es muy complejo y para la mayoría de las empresas sigue siendo más un sueño que una realidad. Esta es una de las muchas razones por las que la inversión en este campo es limitada en numerosos lugares.

La mayoría de las empresas que participaron en la investigación de Udemy, aunque afirman estar muy satisfechas con su capacidad para calcular el ROI de la formación, en realidad lo hacen de una manera muy rudimentaria.

En su mayoría utilizan métricas relacionadas con el primer nivel del modelo de Kirkpatrick, es decir, el nivel de satisfacción de los empleados con los cursos impartidos.

Este modelo jerárquico, diseñado para evaluar la eficacia de un curso de formación, tiene cuatro niveles, cada uno de ellos preparatorio para el siguiente:

  1. Reacción (opinión de los empleados sobre los cursos realizados)
  2. Aprendizaje (prueba para evaluar cuánto han aprendido)
  3. Comportamiento (transferencia al trabajo de lo aprendido)
  4. Resultados (impacto en el negocio)

Un estudio realizado únicamente sobre el nivel de satisfacción con los cursos es claramente incapaz de ofrecer un ROI fiable.

La forma más fácil e inmediata de organizar una formación y realizar un seguimiento del ROI es utilizar un software para la gestión de la formación.

Estas plataformas permiten seguir, cruzar y analizar todos los datos relacionados con la formación empresarial, elaborando informes sobre los costes, las competencias adquiridas, el índice de asistencia, las notas, etc.

Tener una buena información sobre la eficacia del plan de formación es la mejor herramienta en manos de la dirección de RRHH para promover o aumentar la inversión en esta área.



Copyright: ©Javier C. Acosta/Fotolia

Artículos relacionados