This website or the third-party tools employed by it use proprietary and analytical technical cookies which improve the navigation and the functioning of the site. The site also uses profiling cookies to offer you personalized navigation based on your interests. To learn more, consult the Cookie Policy in the dedicated section of the site. By clicking Accept, you consent to the use of cookies.

6 consejos para los profesional de RRHH que trabajan a distancia

Remote HR

Debido a la crisis sanitaria mundial, el 88 % de las empresas de todo el mundo se han pasado al teletrabajo.

Y si bien es cierto que el personal de RRHH suele encargarse de garantizar que todos los demás miembros de la empresa trabajen de forma eficaz, sean cuales sean las circunstancias, estos profesionales también tienen que cuidar de sí mismos.

A continuación presentamos algunas formas de mejorar tu propia eficacia a la hora de trabajar como profesional de RRHH a distancia:


Márcate unos límites

Trabajar desde casa no es sinónimo de trabajar más horas.

Para evitar el agotamiento, márcate un horario de trabajo constante que te permita concentrarte totalmente en tu trabajo. Y en cuanto termine esa jornada, apaga todo por completo y dedícate plenamente a tu tiempo personal.

Ya sabemos que la tarea no es fácil teniendo en cuenta que el personal de RRHH es, a su manera, el consejero o coach de la empresa y puede ser emocionalmente agotador abordar los problemas de otras personas.

Por eso, si notas que has llegado a tu límite diario, que no te tiemble la mano al reprogramar, de buenas maneras, cualquier reunión de última hora.


En caso de duda, mejor excederse en la comunicación

Actualmente la comunicación y la coordinación son más importantes que nunca, y es que estamos en un momento en el que no se puede confiar en ninguna señal social o física.

Haz todas las preguntas necesarias y aclara todo aquello sobre lo que dudes para evitar guiarte por las suposiciones. Es más fácil y rápido trabajar teniendo bien claros todos los detalles.

Como profesional de RRHH que gestiona empleados, es, si cabe, aún más necesario, sobre todo en aquellos casos en los que hay que ayudar a resolver un problema relacionado con el trabajo. Al fin y al cabo, seguro que no quieres transmitir una información errónea.


No te olvides de tus propios controles

Con la desaparición de la interacción física entre los empleados, el teletrabajo puede resultar agotador y solitario.

Estar en contacto con ellos a menudo con reuniones rápidas de Zoom o mensajes de Telegram puede aumentar la sensación de que se sigue cuidando de ellos, así como su productividad.

No obstante, no te olvides de que tú también necesitas tus cuidados.

Tómate unos minutos para comprobar tu estado de ánimo, haciéndote las mismas preguntas que planteas a los demás empleados. Si notas que las cosas no van como deberían, recurre a algún compañero de RRHH que te apoye.


Mens sana in corpore sano

A estas alturas ya conocemos los beneficios físicos de hacer ejercicio, pero es que además también es bueno para la productividad, ya que mejora la concentración y la memoria. Asimismo, impulsa la creatividad y la resistencia mental, por lo que te costará más cansarte al trabajar.

Eso sí, ya sabemos que hacer ejercicio puede resultar complicadísimo si estamos sentados todo el día delante de una pantalla.

Si te resulta difícil sacar tiempo para hacer ejercicio, puedes decantarte por un pedaleador para moverte mientras trabajas. Es una forma fácil de mejorar la circulación y evitar el sedentarismo durante demasiado tiempo.

Si quieres probar un escritorio para trabajar de pie, tal vez te interese también una tabla de equilibrio para ejercitar los músculos de las extremidades inferiores.


Descansa

Cuando empieces a notar que no te salen las cosas, lo mejor es tomarse un descanso.

Las pausas ayudan al cerebro a respirar y a descansar tras varias horas de trabajo. Es, sin duda, la mejor manera de tranquilizarte y reducir el estrés.

Durante los descansos, levántate y haz estiramientos o date un paseo por casa, aunque solo sea un momento. Puede parecer una tontería, pero es una manera de cambiar de aires y de ritmo.


Aprovecha la tecnología

Las hojas de Excel y los archivos en papel no te van a ayudar a hacer un seguimiento correcto de los procesos de RRHH desde casa.

Pero un sistema de gestión de Recursos Humanos sí que posee unas funciones que pueden ayudar al departamento de RRHH a gestionar estos procesos.

Algunos sistemas de RRHH se centran en procesos individuales, como Manatal para el reclutamiento y Square para el seguimiento de las horas trabajadas, las horas extra y los descansos.

Sin embargo, también hay otros programas que ayudan a gestionar múltiples procesos de RRHH.

Altamira HRM es un software de RRHH completo y fácil de usar que te ayudará en todas tus actividades. Además, puede integrarse con aplicaciones de software empresarial, sistemas de nóminas y financieros, CRM, ERP, etc.


Artículo aportado por Rosy James




Copyright: ©fizkes/Adobe Stock

Artículos relacionados