This website or the third-party tools employed by it use proprietary and analytical technical cookies which improve the navigation and the functioning of the site. The site also uses profiling cookies to offer you personalized navigation based on your interests. To learn more, consult the Cookie Policy in the dedicated section of the site. By clicking Accept, you consent to the use of cookies.

21 competencias interpersonales que todo empleado debería tener

soft skills

Durante la selección de candidatos y la evaluación de los empleados, además de las habilidades y conocimientos técnicos, el departamento de RRHH evalúa y hace seguimiento a las llamadas soft skills, o competencias interpersonales.

Se trata de “características de actitud” que hacen que un empleado – sea cual sea su papel – sea un buen recurso para cualquier empresa y, como tal, deben ser cultivadas y desarrolladas día a día.

Entonces, ¿qué son estas competencias interpersonales tan importantes?

El panorama es amplio y variado, y la lista completa podría continuar casi hasta el infinito. Hemos identificado 21 competencias cruciales en cualquier campo de trabajo.

Los acontecimientos de principios de 2020 han supuesto un fuerte crecimiento para el teletrabajo, que está destinado a integrar los procesos de muchas empresas. Así pues, algunas soft skills especialmente útiles en este contexto se buscan y evalúan cuidadosamente.


21 competencias interpersonales críticas

  1. Habilidades interpersonales. Ningún empleado es una isla: necesita saber cómo interactuar, escuchar, inspirar a participar y mitigar los conflictos. No sólo estamos hablando de la relación con los compañeros: saber cómo interactuar con los clientes y proveedores es una cualidad deseable en todo empleado, no sólo los que participan en ventas, mercadeo y servicio al cliente. Después de todo, nuestros empleados son nuestros mejores embajadores de la marca. Esta soft skill es especialmente importante cuando hay que dirigir un equipo que trabaja constantemente desde casa, con el objetivo de recrear la atmósfera de colaboración de la oficina. Es una competencia indispensable para un profesional de RRHH.
  2. Competencias digitales. Aunque deben considerarse como una categoría separada de competencias, a caballo entre las hard y las soft, las aptitudes digitales son tan importantes hoy en día que no pueden excluirse de esta lista. La transformación digital que se está produciendo actualmente a todos los niveles requiere un amplio abanico de habilidades tecnológicas para gestionar este cambio. Por eso, tener una buena base es lo mínimo hoy en día. Para profundizar en el conocimiento de las competencias digitales sugerimos este artículo.
  3. Trabajo en equipo. Trabajar en una empresa significa, ante todo, saber cómo hacer el trabajo en equipo, independientemente de la posición jerárquica que se ocupe. La armonía de un equipo no debe darse por sentada y se puede cultivar con diversas actividades de formación de equipos empresariales y formación experiencial.
  4. Habilidades de comunicación. Ya se trate de charlar con un colega, enviar un correo electrónico o hacer una rápida reunión con tu equipo, es fundamental comunicar de manera clara y eficient. Tal vez no sea en tu negocio el primer requisito, como sucede en el caso de un gigante como Automattic, que, sin tener una sede central, involucra a empleados de 43 países diferentes que trabajan desde su casa. Automattic requiere una precisión absoluta en las comunicaciones para evitar malentendidos.
  5. Fiabilidad. Bajo el sombrero de fiabilidad, podemos incluir una gran cantidad de características “humanas”. Es la capacidad de trabajar independientemente y sin supervisión, la honestidad, la integridad, la puntualidad y todo lo que nos lleva a confiar en nuestro compañero de trabajo. Es totalmente esencial para mantener una buena productividad cuando se trabaja desde casa.
  6. Habilidades de investigación. La capacidad de encontrar rápidamente la información que necesitamos es tan importante como tenerla. Muchas de nuestras preocupaciones se pueden resolver en la red gracias a la eficaz consulta en los motores de búsqueda, nuestra agenda electrónica nos recuerda nuestras citas y para mayores detalles, siempre podemos revisar la revista sectorial de nuestra preferencia. Una parte integral de esta habilidad interpersonal es la capacidad de distinguir entre fuentes confiables y las menos fiables.
  7. Gestión del tiempo. Cada uno de nosotros tiene tan poco tiempo y tantas tareas a realizar. Poder administrar el tiempo disponible y asignar las prioridades adecuadas se ha convertido en una competencia interpersonal clave. Tanto es así que se han creado varias técnicas que nos ayudan a sacar el mayor provecho del tiempo que tenemos, como la técnica Pomodoro. Saber gestionar el tiempo de forma independiente es uno de los retos más difíciles para muchos empleados a la hora de teletrabajar.
  8. Organización. Ser organizado no significa necesariamente tener un escritorio limpio y un fondo de pantalla con una cantidad lógica de iconos. Se refiere más bien a un método de trabajo personal que lleva a que no olvidemos compromisos, proyectos y citas.
  9. Flexibilidad. En un mundo laboral en constante cambio como el presente, se necesita la capacidad de adaptarse a los nuevos cambios y no perder el rumbo. Un empleado flexible no será tomado por sorpresa debido a cambios en prácticas, herramientas y tareas.
  10. Creatividad. La creatividad no es una competencia interpersonal que sólo es útil para las personas involucradas en el diseño, la escritura, la comercialización, etc. Las personas creativas también son capaces de encontrar nuevas soluciones a viejos problemas, en lugar de seguir los métodos de trabajo que podrían llegar a ser obsoletos. Asimismo, la creatividad es indispensable para salir rápidamente de las situaciones de crisis y de cambios drásticos, gracias a las nuevas ideas de éxito.
  11. competencias
    El seguimiento y la evaluación de las competencias interpersonales del personal constituye una de las actividades más útiles que puede realizar un responsable de RRHH. Aquí tenemos un ejemplo del informe de la brecha de competencias en Altamira Performance.

  12. Inteligencia emocional. La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer, usar, entender y gestionar conscientemente las emociones propias y ajenas. Las personas con un alto nivel de inteligencia emocional son capaces de entablar mejores relaciones en el lugar de trabajo y tienen una fuerte autoestima. Se habla de cociente emocional (EQ) en contraposición al cociente intelectual (IQ).
  13. Liderazgo. El liderazgo siempre ha sido una competencia indispensable para los directivos, que actualmente deben ser capaces de dirigir un equipo incluso a distancia. En las organizaciones modernas, cada vez más horizontales, se exige que todos los empleados desarrollen habilidades de liderazgo, indispensables tanto para dirigir como para delegar y colaborar.
  14. Capacidad de análisis. Con el fin de resolver un problema (véase el siguiente punto) es crucial entender en profundidad, en una primera fase de análisis, su naturaleza, facetas e implicaciones. Debemos ser capaces de pensar lógicamente, descomponiendo el problema en secciones e identificando las relaciones de causa y efecto.
  15. Resolución de problemas. En estrecha relación con la competencia interpersonal anterior, la resolución de problemas es la capacidad que nos permite estudiar y encontrar soluciones a un problema cada vez que nos enfrentamos a un “obstáculo” que no se pueda superar por instinto o por medio de un comportamiento habitual. ¿Existe acaso algún trabajo que no nos imponga nuevos “desafíos” para resolver?
  16. Multitasking. Considerada una habilidad claramente femenina – aun cuando ninguna investigación ha producido datos sustanciales para apoyar esta tesis – la multifuncionalidad es una competencia interpersonal que nos permite realizar más de una acción, o actividad, a la vez.
  17. Toma de decisiones. Frente a una gama más o menos amplia de posibilidades, nos podemos paralizar por la indecisión. Por esto, la toma de decisiones se considera una importante habilidad interpersonal. El que la posee es capaz de evaluar los pros y los contras de cada alternativa, predecir los resultados y elegir la que mejor se adapte a sus objetivos.
  18. Pasión y entusiasmo. Un empleado que le pone corazón al trabajo no sólo funciona mejor, sino que además tiene un efecto beneficioso sobre el clima corporativo y el compromiso de los compañeros, que se contagian de su entusiasmo.
  19. Respeto y empatía. En un ambiente de trabajo cada vez más “multi” (cultural, religioso, etc.) hay que tener respeto por todos, saber ponerse en los zapatos del otro y encontrar puntos de contacto y diálogo.
  20. Profesionalismo. Parece obvio que un empleado es también un profesional, pero esto no es siempre el caso. El verdadero profesional se comporta de manera madura y responsable en cada contexto y situación y nunca pierde los estribos, incluso frente al cliente o colega más antipático.
  21. Motivación personal. Motivar al personal no siempre tiene por qué ser la responsabilidad de la gerencia, Recursos Humanos y la empresa en general. Un empleado debe estar siempre listo para dar lo mejor posible y tomar la iniciativa cuando sea necesario, sin necesidad de ser motivado.
  22. Minuciosidad. La atención al detalle es una competencia básica fundamental en diferentes roles de control (por ejemplo el departamento de calidad) y es muy útil en todas las demás posiciones.

Y ustedes, ¿Cuáles habilidades consideran esenciales o han incorporado en sus mapas de competencias?




Copyright: ©Sangoiri/Fotolia

Artículos relacionados