This website or the third-party tools employed by it use proprietary and analytical technical cookies which improve the navigation and the functioning of the site. The site also uses profiling cookies to offer you personalized navigation based on your interests. To learn more, consult the Cookie Policy in the dedicated section of the site. By clicking Accept, you consent to the use of cookies.

14 errores a evitar para aumentar la retención del personal

retention dei dipendenti

¿Sufre tu empresa de una alta tasa de rotación que está creando problemas al negocio?

Una alta tasa de rotación de personal es como una fiebre. No es una enfermedad sino un síntoma, una señal de que algo no está funcionando bien en el organismo-empresa. En la mayoría de los casos, detrás de una alta rotación se esconde un error en la estrategia de selección y retención de recursos humanos.

Para que perdure en el tiempo, el “matrimonio” entre la empresa y el empleado requiere el esfuerzo de ambas partes. Se espera cierta “lealtad” del empleado, siempre y cuando se den buenas razones para que se quede a largo plazo, evitando cometer errores estratégicos.

A continuación, listamos algunos de los más comunes.


1. Selección poco acertada

Incluso la estrategia de retención de empleados más precisa va a fallar si hemos cometido el error de contratar a un nuevo empleado que no esté alineado con los valores y el clima de la compañía.

Por esta razón, es crucial que durante la fase de entrevista – así como a través de las operaciones del employer branding en el portal del candidato, redes sociales corporativas y otras vías – se transmita claramente el ambiente que respira en la compañía en el día a día.

De lo contrario, corremos el riesgo de que se sienta como un pez fuera del agua desde el primer día.


2. Falta de estrategia de inducción

El proceso de inducción e integración de un nuevo empleado en muchas empresas se limita a la presentación de las prácticas burocráticas.

Es una gran oportunidad perdida. De hecho, las primeras semanas de trabajo son decisivas para “fidelizar” al recién llegado. Podemos asociarlo con un tutor, presentarlo a sus colegas, transmitirle los valores de la empresa, aclarar las expectativas y los objetivos, y asegurarnos de que este período de transacción sea, si no agradable, al menos indoloro para él o ella.


3. Objetivos poco claros

¿Saben los empleados exactamente que se espera de ellos año tras año? ¿O con demasiada frecuencia se tropiezan en la oscuridad, ya que no están seguros del impacto de sus actividades en el negocio?

Establecer juntos las metas para el año o el semestre en curso es una práctica fundamental para cada empresa, que sin duda genera un retorno seguro con respecto al tiempo invertido.


4. Falta de planes de desarrollo y oportunidades de carrera

¿Cuánto tiempo te quedarías en una empresa que no te ofrece ninguna oportunidad de carrera? Probablemente, no más de unos pocos años.

Si desea contar con empleados motivados y leales, una empresa debe garantizar, de forma clara y transparente, amplias oportunidades de crecimiento dentro de ella. De lo contrario, los mejores talentos buscarán nuevos ambientes para desarrollar todo su potencial y maximizar la experiencia acumulada a lo largo de los años.


5. Poca atención al bienestar

Numerosos artículos y estadísticas demuestran que – con el mismo costo para la empresa – los beneficios pueden tener un mayor efecto que el salario sobre la tasa de retención del personal.

Hay muchas opciones de beneficios a ofrecer a los empleados y algunas no requieren ningún desembolso económico. Aquí hay 57 para considerar.


6. Ningún plan de formación

Un empleado valioso siente la necesidad de cultivar sus habilidades y conocimientos para seguir siendo competitivo en el rol que ejerce. Una empresa que no ofrece cursos de capacitación interna o que no apoya a sus empleados para que asistan a cursos y maestrías corre el riesgo de perder rápidamente las competencias fundamentales para su competitividad en el mercado. Competencias que muy probablemente serán adquiridas por compañías competidoras.


7. Falta de premios

Las bonificaciones ligadas al “rendimiento” son un beneficio clásico para algunos roles, por ejemplo las posiciones comerciales, pero puede aplicar a otros roles, con excelentes resultados en la tasa de retención. Si la calidad del trabajo se reconoce con un extra, hay una gran razón adicional para estar satisfecho con la compañía en la que se trabaja.


8. Poca flexibilidad

Sin tener que convertirse en un campeón de smartworking – que es un modelo de trabajo que no se adapta a todos los contextos – una empresa puede aumentar considerablemente la capacidad de retención de empleados al evitar una rigidez innecesaria, por ejemplo en el horario de trabajo, códigos de vestimenta o procedimientos internos.


9. Microgerencia

Todos los empleados quieren crecer y asumir más responsabilidades. Si los gerentes de la empresa practican regularmente la microsupervisión, sofocando sus ambiciones, es lógico que los empleados comiencen a considerar la posibilidad de cambiar de ambiente.


10. Salarios inadecuados

El salario es ciertamente un elemento importante en la estrategia de retención de empleados, aunque rara vez es decisivo para aquellas empresas que implementan buenas políticas de contratación y compromiso de personal. Haga una evaluación comparativa de sus competidores para asegurarse de que su empresa ofrece una remuneración competitiva e intervenga siempre que sea necesario.


11. Ignorar la retroalimentación

Para un empleado, no hay nada más frustrante que darse cuenta de que no tiene peso en las decisiones corporativas, incluso cuando tienen todas las habilidades adecuadas para participar en las discusiones.

Para una buena acción de retención de los empleados, escuchar las ideas de los colaboradores no es suficiente: también debemos demostrar que hemos entendido y puesto en práctica los mejores.


12. Sistema de evaluación anticuado

Un sistema de evaluación puede ser muy útil para mantener la motivación y satisfacción de los empleados, pero si tiene una estructura rígida, o no se implementa de forma transparente o se aplica ocasionalmente, podría ser un arma de doble filo. Si el sistema solo requiere que un gerente compile un formulario de evaluación del desempeño del empleado al final del año, sin que el empleado pueda contribuir, es inevitable que se genere descontento. Afortunadamente, hoy es muy fácil ir más allá de los límites de los formularios de evaluación tradicionales.


13. No se aplica ninguna política para promover el compromiso de los empleados

Si tu empresa no practica ninguna política de compromiso de los empleados, esto afecta no sólo la tasa de retención, sino también la productividad. Las iniciativas que puedes tomar para involucrar más a los empleados son prácticamente infinitas. Por ejemplo, las actividades de desarrollo de equipos, almuerzos, cenas y salidas con colegas, inversión en cursos de formación, equilibrio trabajo / vida, smartworking, etc. todas tienen un impacto positivo en la retención de empleados. Tus empleados pasan muchas horas de su día en la empresa, naturalmente prefieren un contexto más agradable y atractivo.


14. Retraso tecnológico

Cada día, más Millennials se unen a la fuerza laboral de las empresas. Para esta generación de trabajadores, pero también para muchos profesionales que pertenecen a generaciones anteriores, contar con herramientas modernas y efectivas (software y hardware) es una necesidad. Desde su punto de vista, no tener un sistema de autogestión para la administración de recursos humanos es tan impactante como encontrar aplicaciones que no están optimizadas para dispositivos móviles.




Copyright: ©Sergey Nivens/Fotolia

Artículos relacionados