This website or the third-party tools employed by it use proprietary and analytical technical cookies which improve the navigation and the functioning of the site. The site also uses profiling cookies to offer you personalized navigation based on your interests. To learn more, consult the Cookie Policy in the dedicated section of the site. By clicking Accept, you consent to the use of cookies.

¿Los candidatos no responden a tus anuncios? He aquí el porqué

candidati non rispondono agli annunci

¿Empezaste hace tiempo a buscar una nueva figura, pero después de unas cuantas semanas te encuentras con un número reducido de solicitudes, muchas de las cuales no se adaptan a las tareas por desarrollar?

Se trata de una situación de lo más normal.

Algunos errores en la fase de búsqueda pueden hacer que se reduzca el número de CV que recibes para tus posiciones abiertas, limitando de este modo también la calidad de las contrataciones.

Estos son algunos de los más comunes.


1. Publicas anuncios de escasa calidad

Una oferta de empleo bien escrita puede marcar la diferencia en el número y, sobre todo, en la calidad de los perfiles que responden a tu anuncio. El secreto está en presentar la información de manera clara, sintética y organizada, evitando malentendidos y ambigüedades.


2. No aprovechas los medios correctos

Si para la búsqueda de nuevo personal usas siempre los mismos medios, es muy probable que se te estén escapando muchos perfiles interesantes. No se trata solo de una separación entre online (motores de búsqueda de empleo, redes sociales…) y offline (eventos, días de puertas abiertas, anuncios en papel…): las bases de datos de candidatos a los que puedes llegar varían muchísimo incluso entre distintos portales de empleo.

Si quieres aumentar el número y la calidad de los perfiles que recibes, lo que sugerimos es que identifiques claramente y entiendas los puntos fuertes y débiles de cualquier fuente de CV.


3. No te ocupas del employer branding

El employer branding es un campo que define, gestiona y promueve la imagen de una empresa como lugar de trabajo. La teoría básica es muy simple: una marca desconocida o que, aún peor, no goza de gran fama entre los trabajadores, atrae inevitablemente menos perfiles de los que podría, sobre todo entre los más jóvenes.

La ausencia de una estrategia de employer branding puede tener consecuencias muy negativas, tal y como han demostrado algunos errores cometidos por grandes empresas en los últimos meses.

Para profundizar en este tema y preparar una estrategia para tu empresa, puedes leer nuestro artículo Employer branding: cómo triunfar en la caza de talentos.


4. Planteas demasiadas preguntas a los candidatos

Muchas empresas caen en la tentación de crear formularios de solicitud con muchísimos campos para obtener enseguida una base de datos bien llena. Esta estrategia es contraproducente, ya que muchísimos candidatos, que cada vez más a menudo envían el CV a través del smartphone, abandonan el proceso porque es demasiado largo.

Si no eres una gran empresa que necesita cortar de raíz un número de candidatos que si no sería demasiado alto, es mejor no pasar de las 5 ó 6 preguntas. El resto de la información ya está disponible en el CV adjunto, que puedes escanear fácilmente con un software de reclutamiento.


5. Falta una página de Empleo

Una de las primeras cosas que los candidatos hacen al leer una oferta de trabajo es buscar la página web de la empresa.

Una sección “Trabaja con nosotros” en tu página web te ofrece una doble ventaja. Por una parte, te permite recibir candidaturas espontáneas incluso cuando no tienes posiciones abiertas, construyendo una base de datos a la que acceder en los momentos de necesidad. Por otra, te permite “dialogar” con los potenciales candidatos, mostrándoles el ambiente empresarial, los beneficios para los empleados, las carreras dentro de la empresa, etc.


6. No tienes una página empresarial en LinkedIn

El uso de la red social laboral por excelencia es imprescindible, aunque no baste por sí solo. Intenta utilizarlo de manera proactiva, buscando y poniéndote en contacto con los perfiles que te interesan.


7. No inviertes lo necesario

Cuando el número de personas que estás buscando es elevado o tienes posiciones difíciles de cubrir, confiar únicamente en el tráfico “orgánico” de los buscadores podría no ser suficiente. Los anuncios en los motores de búsqueda de empleo de pago te dan esa visibilidad extra indispensable en estas ocasiones.


8. El candidato que estás buscando no existe

¿No cometes ninguno de los errores anteriores y, sin embargo, no consigues encontrar a la persona que buscas?

Algunas búsquedas no consiguen sus frutos por un simple motivo: la personas que estás buscando (por ejemplo, un perfil técnico extremadamente especializado que viva en un pueblecito) no existe. Intenta mantener siempre las expectativas adecuadas y amplía las miras de tu búsqueda si es necesario.




Copyright: ©Antonioguillem/Fotolia.

Artículos relacionados